suspensión de pagos

Es una situación judicial en la que un comerciante o una empresa declara legalmente su incapacidad temporal para hacer frente al pago de las deudas contraídas previamente con sus acreedores, por lo que requiere de más tiempo para conseguir el dinero.

Características y objetivos

En la suspensión de pagos, la empresa tiene gran cantidad de activos pero no son los suficientemente líquidos como para utilizarlos para pagar. Incluso, estos activos pueden ser mayores a las deudas que posee pero existen dificultades para convertirlos en dinero.

El objetivo de la suspensión de pagos es llegar a un nuevo acuerdo, regulado por la Ley, entre deudor y acreedor. Este acuerdo será un nuevo plazo de tiempo o nuevas condiciones de pago.

Diferencia con quiebra

La diferencia entre quiebra y suspensión de pagos estriva en el carácter temporal de la suspensión.

Para declararse en suspensión de pagos, es necesario acreditar la posibilidad de hacer frente a los pagos en el futuro, sino nos encontraríamos en un proceso de quiebra.

Lo único que necesita el empresario es más tiempo para cobrar las deudas que poseen con sus clientes o vender partes de sus activos fijos, pero de cualquier forma podrán seguir desarrollando su actividad, es una situación de insolvencia transitoria.

Email:


avatar

Sobre admin