provisión

Una provisión es una cuenta de pasivo y consiste en establecer y “guardar” una cantidad de recursos como un gasto para estar preparados por si realmente se produjese el pago de una obligación que la empresa ya ha contraído con anterioridad.

Es decir, cuando suponemos que algún bien de la empresa va a perder valor o tenemos que satisfacer una obligación dentro de un periodo de tiempo, dotamos una provisión por el valor de la obligación.

Si realmente llega a producirse ya habíamos contado con ella y tenemos recursos para hacer frente; si, por el contrario, no llega a producirse quitaremos la provisión y no tendremos ese gasto.

En resumen

De forma más resumida podemos decir que se pueden dotar provisiones cuando:

  • La empresa contraiga una obligación con anterioridad.
  • La empresa se tendrá que hacer cargo de esa obligación con recursos económicos propios.
  • El importe de la obligación es conocido o se puede estimar con facilidad.

Objetivo de dotar provisiones

El objetivo de dotar una provisión por un gasto consiste en asegurarse de poseer los recursos necesarios para satisfacer la obligación en el momento que sea necesario.

El futuro es incierto y puede ocurrir que la empresa, desarrollando su actividad, gaste el dinero que vaya ganando y al no haber una provisión dotada, no posea los recursos necesarios para pagar.

A medida que la empresa va creando provisiones el gasto va aumentando y, por lo tanto, los beneficios disminuyen; con esto, una entidad se protege y se asegura de poseer los recursos necesarios en el futuro.

Email:


avatar

Sobre admin