Nueve de cada diez empresas que emiten factura electrónica tercerizan servicio

factura electronica
Según Seres, el impulso de la facturación electrónica en Perú tiene una doble dimensión.
La primera consiste en llevar al tejido empresarial peruano los muchos beneficios que aporta a las empresas la implantación de un proyecto de factura electrónica, entre los que destacan el ahorro en costes, la optimización de procesos y mejoras en la gestión, el cumplimiento de la obligación normativa, la reducción de tiempos y errores, o un mayor acceso a la financiación.
La segunda tiene que ver con el control fiscal. Así, la factura electrónica permite al  Gobierno combatir más eficientemente la evasión fiscal ya que, al existir una obligación de envío de las facturas a la Sunat, ésta cuenta con información precisa y puntual tanto de las ventas como de las compras realizadas, lo que permite a este organismo detectar errores o irregularidades.
 
Perú es un claro ejemplo
Según Seres, con su impulso Perú es un claro ejemplo de que la facturación electrónica es cada vez más real en Latinoamérica.
“Poco a poco las empresas peruanas son conscientes de las oportunidades que ofrece la facturación electrónica  y de la necesidad de contar con un proveedor que les facilite la migración al formato electrónico y que sea capaz de dar un respuesta, inmediata y continuada, a los cambios constantes que se producen en la normativa de facturación”, aseveró el director de Unidad de Negocio América de SERES, explica Carlos Velamazán.

Email:


avatar

Sobre kiara Sanchez P.