¿La pensión de alimentos es sólo para los hijos?

pensión-alimentos-a-los-padres

Derecho de los adultos mayores a demandar pensión de alimentos

Cotidianamente nos encontramos con casos de abandono de adultos mayores que no se atreven a denunciar a sus hijos por vergüenza, orgullo, pena o desconocimiento

Tal vez quisiéramos ocultarlo, pero en nuestro país hay muchos adultos mayores que viven abandonados en condiciones de miseria, mientras que sus hijos o nietos que están en situación de ayudarles quizá piensen que contribuir a solventar las necesidades de sus padres o abuelos es un mero acto de buena voluntad.

La ley los protege. Así como los padres se encuentran obligados a prestar alimentos a sus hijos menores, los hijos están obligados a prestar pensión a sus padres cuando éstos se encuentren en un estado de necesidad que les impida valerse por sí mismos para su sustento. No es parte de un tratado moral, sino parte de la ley.

Sin embargo, ¿Cuántas veces nos topamos con personas de la tercera edad en estado de abandono y que en el mejor de los casos son acogidos por caridad en los albergues?

HONRARÁS A TU PADRE Y A TU MADRE

La constitución establece:
Art. 2º, Inc.22. Toda persona tiene derecho a la paz, a la tranquilidad, al disfrute del tiempo libre y al descanso, así como a gozar de un ambiente equilibrado y adecuado al desarrollo de la vida.
Art.4º.- La comunidad y el Estado protegen especialmente al niño, al adolescente, a la madre y al anciano en situación de abandono.
Art.7º.- Todos tienen derecho a la protección de su salud, la del medio familiar y la de la comunidad así como el deber de contribuir a su a su promoción y defensa. La persona incapacitada para velar por sí misma a causa de una deficiencia física o mental tiene derecho al respeto de su dignidad y a un régimen legal de protección, atención, readaptación y seguridad

Sin embargo, estas leyes son ignoradas por muchos hijos y más bien arguyen otras, que cuando son utilizadas de manera tendenciosa pueden despojarlos de sus bienes. Una de ellas es la interdicción, mediante la cual, los adultos mayores que no están en la plenitud de sus facultades, pueden ser representadas legalmente por los “curadores”.

Email:


avatar

Sobre admin