impuesto de transmisiones patrimoniales

El impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actividades jurídicas documentadas, también conocido como el ITP/AJD, es un impuesto indirecto que se paga a la Comunidad Autónoma.

¿Qué operaciones grava?

  • Transmisiones patrimoniales onerosas, como por ejemplo la compraventa de viviendas o la adquisición de un coche de segunda mano. El adquiriente del bien es el sujeto obligado del pago del impuesto y la cuota a pagar será un porcentaje sobre el precio real del bien.
  • Operaciones societarias como el aumento o la disminución de capital social. La sociedad generalmente o los socios en algunas pocos casos, son los sujetos obligados a satisfacer este impuesto y la cuota tributaria a pagar es de 0.5% del capital en cualquier caso posible.Si una operación tributa en este impuesto como operación societaria en ningún caso podrá también tributar como transmisión patrimonial onerosa y vice versa.
  • Actos jurídicos documentados como la escritura pública de una vivienda o actas notariales. En estas operaciones el sujeto pasivo de este impuesto será la persona que, por ejemplo en el caso de un acto notarial, sea el adquiriente del bien del cual el notario está dando fe.

¿Cuándo, cómo y dónde se paga?

Este impuesto se abona en los 30 días habiles posteriores a la realización de la acción de donde nace el impuesto.

Se satisface en la Delegación de Hacienda Pública de la Comunidad Autónoma en cuestión, presentando el DNI y la copia o el original de los documentos públicos o contratos.

Email:


avatar

Sobre admin