Activo Corriente

El activo corriente, también llamado circulante o líquido, es aquel que puede ser vendido con rapidez, a un precio predecible y sin un costo excesivo o contraproducente.

En cambio los activos circulantes o corrientes sí varían durante el ciclo de explotación y son mantenidos por una empresa con el propósito de ser vendidos o transformados en operaciones más o menos frecuentes o periódicas. Estos son derechos de corta duración o créditos. Por ejemplo, un activo circulante es el dinero de la caja de la empresa, o sus acciones.

Tanto los activos fijos como los corrientes constituyen valores relevantes para el balance de una institución en particular y dan cuenta del estado de su contabilidad año tras año. En el caso de los fijos por ser duraderos y en el caso de los corrientes por depender de la fluctuación de las operaciones, el balance de una empresa se compone como producto de esta dualidad.

IMPORTANCIA

Los activos corrientes son de principal importancia en cualquier negocio porque es el medio para obtener mercancía y servicios. Se requiere una cuidadosa contabilización de las operaciones con activos, debido a que estos pueden ser mal invertidos.

La administración de activos generalmente se centra alrededor de dos áreas:

  • El presupuesto de efectivo

Muchos negocios preparan presupuesto de efectivo detallado que incluyen proyecciones de los ingresos y gastos mensuales de efectivo de cada departamento dentro de la organización. Por lo tanto, cada gerente de departamento debe responder contablemente por las transacciones de efectivos que ocurran dentro de su departamento.

  • El control contable

Se considera como un medio de evitar el fraude y el robo. Un buen sistema de control interno también ayudara a alcanzar los otros objetivos del manejo eficiente del efectivo, incluyendo la contabilización precisa de las transacciones de efectivo, la anticipación de la necesidad de endeudamiento y el mantenimiento de saldos de efectivos adecuados, pero no excesivos.

DISTRIBUCION DE LOS ACTIVOS CORRIENTES

 Disponibilidades:

Las disponibilidades comprenden las existencias de dinero, los cheques,  depósitos bancarios u otros valores que tengan las características de liquidez, certeza y efectividad en moneda nacional y extranjera. Ej.: Caja, Banco

Créditos: 

Los créditos están constituidos por los derechos que la empresa tiene contra terceros para percibir sumas en dinero u otros bienes o servicios. Los créditos provenientes de las prestaciones que constituyen las actividades principales de la empresa deben exponerse en forma separada de aquellos que provienen de otras operaciones. Los primeros se presentarán separados según sean deudores comunes o documentados. Ej.: Deudores por Ventas, Cheques Diferidos a Cobrar, Conformes a Cobrar.

Otros Créditos: 

Entre los otros créditos se incluirán separadamente, los directores y personal de la empresa, los anticipos a proveedores, los gastos pagados por adelantado (que otorguen derecho a una prestación de servicios futura por parte de terceros). Ej.: Adelantos al Personal, Socios Cuentas Particulares (adelantos a socios), Iva Compras.

Bienes de cambio: 

Los bienes de cambio comprenden aquellos que se adquieren o producen para la venta, los que se encuentran en proceso de producción o aquellos que resultan consumidos en la producción o comercialización de los bienes o servicios que se destinan a la venta. Ej.: Mercadería de reventa, materia prima, productos en proceso, productos terminados.

Activo Corriente

Email:


avatar

Sobre admin